Calor Ventilador.jpg
master1305
27 junio 2022
Andrea Vega Warnholtz
Clima

Tips para mantener tu casa fresca en el verano sin aire acondicionado

Si no sabes cómo mantener tu casa fresca durante el verano, aquí te tenemos unos consejos para que esté fría sin necesidad del aire acondicionado.

Gracias al calentamiento global, los veranos son cada vez más calientes y dentro de las casas suele ponerse aún más caluroso.

Lamentablemente, no todos pueden pagar para tener un aire acondicionado dentro de su vivienda, además de que el gasto de luz es sumamente excesivo.

Por eso aquí tenemos algunos de los trucos más utilizados para que tu casa se mantenga fresca aún en los días más calientes:

Ventilar la casa en la mañana y en la noche

Al amanecer y el anochecer, son los momentos clave en los que las temperaturas son más bajas, es aquí cuando debes aprovechar para abrir las puertas y las ventanas para que entre el aire fresco y así circule por toda la casa, una vez que empiece a aumentar la temperatura debes cerrarlos.

Mantener las cortinas y persianas bajas

Una vez que ventiles la casa y hayas cerrado las puertas, es importante bajar las persianas o cortinas de las ventanas, pues a través de estas entra la luz del sol y calienta todo el lugar.

También se aconseja tener cortinas de colores claros como blanco o beige, ya que estos colores aíslan el calor.

Utiliza los extractores de calor

Los extractores de calor tienen un propósito muy claro: Extraer el calor.

No solo a la hora de cocinar, también se puede utilizar para reducir el calor que se siente en el ambiente.
o después de una ducha, es importante utilizar los extractores, pues estos se llevarán el calor que se haya generado.

Ventilador con hielo

Podrás no tener aire acondicionado, pero prácticamente en toda casa hay un ventilador, ya sea en el techo o los que puedes mover a donde quieras.

Si son de los portátiles, puedes sacarles más provecho colocando un bote de agua con hielos o botellas de agua congelada en frente del ventilador y con esto te lanzará aire más fresco.

Esto se puede utilizar para refrescar una habitación en específico, ya que puede ser dañino si le da directo a una persona, pues es aire helado y puede provocar irritación en la garganta o los ojos, así como el aire acondicionado.

Tener plantas dentro de la casa

Es hora de agarrarle amor a las plantas y tenerlas dentro de tu casa, ellas ayudarán a mantenerla fresca, pues su función es absorber el calor y disminuirlo, por lo que el ambiente alrededor de ellas es más frío.

Puedes tenerlas dentro de la casa, en el patio, una terraza o en la ventana, cualquier lugar es bueno para tener una planta, aunque es importante saber que debes regarla lo suficiente, pues al igual que los seres humanos, necesitan agua para vivir y aún más cuando hace calor.

Usar focos LED

Si aún tienes los focos viejos que dan una luz amarillenta, te recomendamos cambiarlos por los LED, pues las viejas luces incandescentes gastan un 90% de su energía desprendiendo muchísimo calor.

Además, gastan mucha más energía que un foco LED y estos mantendrán tu casa más fresca durante en verano, aunque lo recomendable es evitar prender las luces cuando hace mucho calor y solo utilizar la energía necesaria.

No uses aparatos grandes durante el día y mantenlos desenchufados

Si piensas lavar ropa o utilizar el lavavajillas durante el día, te recomendamos esperar y hacerlo en la noche, cuando la temperatura baje.

Este tipo de electrodomésticos gastan más energía y producen mucho calor, por eso se recomienda hacer uso de ellos en las noches.

También se pueden desenchufar aquellas cosas que no estés usando y que no sean indispensables, como el microondas o el hornito eléctrico, esto también hará que se produzca menos calor.

Cambiar las sábanas con frecuencia

Si aún no has sacado tu “ropa de verano” llegó el momento y no se te olvide también cambiar las sábanas de tu cama por unas más frescas y quitar esas de franela.

También se recomienda cambiarlas con regularidad, pues en verano es común que sudemos mientras dormimos, además, la cama se siente mucho más fresca cuando las cambias por unas recién lavadas.

Si tienes tapetes o alfombras que se puedan quitar, deberías hacerlo, pues este tipo de cosas acumulan el calor.

Mantenerte hidratado

Por último y no menos importante, debes mantener tu cuerpo hidratado para controlar tu temperatura corporal, así como utilizar ropa ligera y en caso de sentirse muy acalorados, mojarse las muñecas o el cuello, de esta manera puedes refrescarte.

Bebidas azucaradas, con café o alcohólicas, tienden a deshidratar, por lo que no se recomienda consumirlas si está haciendo mucho calor, asimismo, deben mantenerse alimentados, de preferencia con comida fresca y no muy caliente.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Baja California en Google News!
Contenido relacionado
×