LEYENDA DE BAJA CALIFORNIA El hombre del pozo de las cadenas
Crédito: Pixabay / PublicDomainPictures
19 noviembre 2022
Fabiola Lirios
Viral y Tendencia

LEYENDA DE BAJA CALIFORNIA: El hombre del pozo de las cadenas

Dicen que al conocer la leyenda del pozo de las cadenas hay personas que evitan ir a Tecate a tomar agua del pozo, mientras que otras se retan a hacerlo.

Baja California es un estado conocido por sus ciudades fronterizas en las que se encuentran exquisita cerveza artesanal, vino y cocina de la región. Pero también es reconocida por tener historias que atrapan a los turistas que les gusta conocer el origen de los lugares. Tal es el caso de la Leyenda del pozo de las cadenas en Tecate, el pueblo mágico.

VIDEO: Fogata se salió de control y genera incendio

En el municipio de Tecate no solo se encuentra el mejor pan dulce que se puede comer justo a unos cuantos pasos de la frontera con Estados Unidos, sino también se conoce por cómo se vivió en el pueblo en tiempos revolucionarios.

La leyenda del pozo de las cadenas en Baja California

Dicen que por allá del año 1910, cuando se estaba gestando la Revolución Mexicana, en Tecate vivía un joven matrimonio que no tenía hijos y que se dedicaban a labores del campo.

Un día, cuando el hombre estaba trabajando en el cultivo, se acercaron dos hombres a pedirle un poco de agua ya que les faltaba camino para llegar hasta Tijuana.

Ya que, al ser una región que colinda con Estados Unidos, llegaban muchas personas de otras partes del país.

Al verlos con tanta sed, el hombre accedió a darles agua, pero se le acabó la que llevaba así que decidió llevar a los dos foráneos a su casa donde tenía un pozo de agua del cual podían beber, les aseguró.

Fue así que se fueron a casa y cuando llegó a casa, entre él y su esposa, quien estaba haciendo quehaceres, ofrecieron de comer y beber a los dos viajeros.

Pasaron las horas y los dos hombres no se fueron, por lo que el matrimonio de Tecate les dijo que se podían a quedar a dormir y así sucedió.

Desaparecen luego de beber agua del pozo

Sin embargo, al día siguiente ninguna persona estaba en la casa, ni el matrimonio ni los dos hombres viajeros, como si hubieran desaparecido.

Según dice la creencia popular, los dos viajeros resultaron ser unos delincuentes que, por la noche en vez de dormir, encadenaron al hombre de la casa y lo lanzaron al pozo de agua.

Para no dejar rastro, al pozo lanzaron piedras y otras cosas. Mientras que la mujer también desapareció. Desde ese terrible día, los pobladores de Tecate hablan de una leyenda del pozo de las cadenas.

Ellos dicen que, por la noche, el hombre sale del pozo para buscar a su esposa y arrastra las cadenas. Por eso algunas personas temen ir a Tecate y no se atreven a tomar agua del pozo.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Baja California en Google News!
Contenido relacionado
×