La bondad del diablo
Crédito: Pexels/ Nothing Ahead
16 septiembre 2022
Jahaira Escobedo
Viral y Tendencia

LEYENDA MEXICANA: La bondad del diablo en Michoacán

Existen muchas historias donde el diablo es el culpable de las cosas malas que pasan, pero en esta ocasión hay una historia donde conocerás la bondad del diablo

Son muchas las historias que se dicen del diablo, la mayoría tienen que ver con desgracias, pero en esta ocasión te vamos a platicar de una leyenda que se originó en Michoacán, nos referimos a “La Bondad del Diablo”.

Se acercaba una fiesta patronal, por lo que el padre de la iglesia estaba preparando todo para comenzar los festejos y decidió que era momento de mandar llamar a alguien para que restaurara las imágenes que se encontraban en la iglesia.

Un día llamó a Francisco, un joven que se dedicaba a la restauración de imágenes y le explicó que quería que todas lucieran bien, lo llevó a la iglesia para mostrarle cuáles eran las imágenes a restaurar, entre ellas un cuadro de San Miguel Arcángel.

El padre le dijo a Francisco que lo que más le interesaba era que San Miguel se viera bien y que si al diablo no lo alcanzaba a restaurar, no importaba, a lo que el joven se dispuso a trabajar sobre las imágenes que le habían encomendado.

ya muy entrada la noche, Fracisco estaba muy cansado y se dispuso a dormir para terminar su encargo al día siguiente, pero no había pasado mucho tiempo cuando vio entrar a una mujer vestida de negro y que se acercaba a lugar donde estaban la lismosnas.

VIDEO: Colocan altar para Kevin Yael en su escuela

Acto seguido, la mujer comenzó a tomar el dinero mientras Francisco la veía, pero no pudo decir nada en el momento, así que decidió volver a dormir.

Al día siguiente, el padre llegó a la iglesia y cuando el joven se asomó para verlo, se percató de que llegaba con la mujer que por la noche había realizado el atraco; el padre se acercó hacia donde estaban las limosnas y dijo “¡Se robaron las limosnas!” y fue cuando el joven decidió acusar a la mujer.

El padre no le creyó, pues aseguraba que la mujer era muy recta y no se atrevería a realizar tal acto, por lo que le dijo que terminara de hacer su trabajo, le pagaría y que se fuera, así que el joven terminó su trabajo, pero vio que le faltaba retocar al diablo y algo le dijo que lo hiciera, así que terminó de detallarlo, tomó sus cosas y se fue, pero no de dio cuenta que había olvidado un pincel.

Al salir se encontró con la mujer que había robado las limosnas y cuando la quiso esquivar, chocó con ella, y la mujer dejó caer un monedero, comenzó a gritar que Francisco le había robado, así que varios hombres lo agarraron para llevarlos a la comisaría, pero cuando iban en camino los interceptó un charro vestido de negro.

Iglesia en México
Crédito: Unsplash/ Alejandro De Casso

Les aseguró que el joven no era culpable de lo que lo acusaban y como si fuera magia, los hombres lo escucharon y lo soltaron.

Fracisco no sabía cómo agradecer el gesto de aquel misterioso hombre, y el charro se acercó a él y le dijo: ven que si te oyen y me descubren te ahorcan y a mí junto contigo.

Entonces de una de las bolsas de su camisa, saca el pincel que Francisco había olvidado y se lo entregó: “Gracias” le dijo que aquel hombre desapareció.

Fue entonces que Francisco se dio cuenta que había estado en presencia del mismo diablo quien le devolvió el favor por no dejar su imagen sin restaurar.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Baja California en Google News!
Contenido relacionado
×