A cinturonazos o correazos, una madre sacó a su hija del antro en donde se encontraba y el video se hizo viral.
Captura de pantalla
23 junio 2022
Fabiola Lirios
Viral y Tendencia

VIDEO: Madre saca del antro a su hija... ¡a cinturonazos!

¡Esas no son formas! A esta joven no la jalaron de las greñas, sino que le dieron cinturonazos para sacarla del club donde estaba; no le habian dado permiso

Esta madre se viralizó luego de sacar del antro a su hija de una manera tan violencia que generó diversas reacciones de internautas, unos opinan que con un regaño de palabra hubiera sido suficiente; otros opinan que hubiera usado una chancla en vez de un cinturón.

Como sea, está claro que esta muchachita pensará dos veces antes de visitar un lugar a donde su mamá no le dé permiso de ir.

Hablamos de una joven que fue grabada en video en el momento cuando una mujer que se supone es su madre, le da de correazos o cinturonazos por todo un pasillo.

De acuerdo con medios locales, la muchacha, de quien se desconoce su nombre y edad, se encontraba en un club nocturno ubicado en el distrito de Guadalupe, en La Libertad, Perú.

En el video que circula en redes sociales se observa que otra mujer va detrás de ella, pero con una especie de cinturón y le va dando y dando golpes en las piernas.

La joven se ve que se voltea como para decirle que se detenga, pero la dama continúa con tremenda reprimenda.

Los medios locales indican que el supuesto donde estaba la joven se localiza en la calle Ayacucho en este distrito de Perú y que ella se encontraba con sus amigos cuando su enojada madre llegó por ella.

Esta acción que se viralizó ha dividido a usuarios de internet, pues hay quienes consideran que se le pasó la manita a la mamá en cuestión.

Otros internautas opinan que ese tipo de regaños son comunes en países latinoamericanos, por lo que no pasó mucho tiempo para que mencionaron los famosos “chanclazos”.

La forma en que la madre intenta corregir a su hija fue la acción que se hizo viral, porque el video pareciera una situación común de los padres para regañar a sus hijos cuando no son obedientes.

Y tú, ¿qué opinas? Hubiera sido suficiente con solo decirle de palabra o darle mejor de chanclazos que de cinturonazos, porque la chancla es más suavecita.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Baja California en Google News!
Contenido relacionado
×